dijous, 11 d’agost de 2011

YOGA EN LA EDUCACIÓN. UN APRENDIZAJE PARA LA VIDA




La educación prepara para la vida, para la incorporación en la sociedad., dar a conocer el yoga en la escuela desde muy temprano, es enseñar a los niños y a los jóvenes a utilizar sus propios recursos interiores para poder hacer frente a las situaciones de la vida cotidiana con la finalidad de que cada vez sean más autónomos y libres.
El yoga es una enseñanza interdisciplinaria que nos ayuda a despertar las inteligencias múltiples que tenemos, a ser más creativos, más sensibles, más inteligentes y más felices.
Combinar momentos de actividad con otros de relajación y recogimiento, crear un ambiente agradable y de respeto hacia uno mismo y hacia los demás, trabajar la cohesión de grupo, la resolución de conflictos, la autoestima, el cuerpo y la respiración, junto con el descanso, ayudará a los alumnos a concentrarse y mejorar el aprendizaje.
Aprender a convivir juntos, a hacernos responsables de nosotros teniendo en cuenta al otro son la base de una convivencia pacífica, vivir en armonía con uno mismo y con el entorno, son los dos primeros pasos que nos propone Patanjali y nos enseñan a abrir la mente y el corazón para practicar la no violencia, compartiendo, cooperando y practicando unos valores que nos permitan construir una sociedad mejor.


En el libro aparecen numerosos ejercicios como los siguientes:

Viaje  a través de la música.

1- Siéntate en la silla, espalda recta, pies bien apoyados en el suelo, cierra los ojos y escucha los sonidos del exterior. Después de unos segundos, escucha los sonidos fuera de la clase (pasillo, clases contiguas).  A continuación escucha los sonidos dentro de la clase.
La siguiente fase será escuchar los sonidos internos, la respiración, el corazón, puede que los intestinos. En la tradición del yoga este ejercicio se llama antar mouna, “silencio interior”.
Pedir a los alumnos que se tapen los oídos con el dedo índice y escuchen su respiración.

2- Poner una música de relajación y hacer que los alumnos la sientan por todo el cuerpo, entra por los oídos y va viajando por todas partes, como si fuera una caja de resonancia: la cara, el pecho, el brazo derecho, la mano, el brazo izquierdo, la mano, el vientre, la pierna derecha, el pie, la pierna izquierda, el pie, la espalda, la cabeza, siente la música por todo tu cuerpo. Este ejercicio es una fase del yoga nidra que se llama “rotación de la conciencia” y sirve para relajar el cuerpo y la mente.

Exploración.

1- Salir al patio y observar con mucha atención cualquier cosa que encuentres de forma libre, poniendo toda tu atención con todos los sentidos.

2-Después de la exploración, se vuelve  a la clase y los niños comentan todo lo que han observado o percibido. Los alumnos mayores pueden escribirlo en la libreta.

Beneficios:
Agudiza los sentidos tanto externos como internos. Mejora la memoria y la capacidad de atención.
Para comprar el libro por internet a la librería Claret de Barcelona o bien a  wwww.pamsa.cat.
(Dolors Garcia Devesa)

          
                                                               



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada